Leer

El mareo de la vida cotidiana

Por Gioconda Belli
A veces me pregunto cómo concebir mi vida de escritora en este mundo al que asisto a diario. La sensibilidad conspira contra mi deseo de irme a vivir a las páginas del mundo imaginario…
Leer

Perderse en el bosque

«Mi mesa y mi silla de trabajo son las mismas que usaba Bruce Chatwin durante sus estancias en esta casa. Chatwin era amigo del marido de Beatrice, el escritor rumano Gregor von Rezzori, y le gustaba venir aquí a escribir. En el año 2000, dos años después de la muerte de von Rezzori, Beatrice puso en marcha una fundación en la memoria de su marido y empezó a invitar a autores a trabajar en la torre de piedra de su jardín»

Por Gabriela Ybarra
La vida que pausé en Madrid aparece todas las tardes en la pantalla de mi teléfono. Antes de cenar, charlo con mi hijo de cuatro años, a quien le divierte ver mi cara reducida a un objeto que puede pasear por nuestra casa y abandonar en una caja…

Leer

Ahora que tengo veinte años

«Pero reivindico, desde aquí, una plaza para la nostalgia de los que acaban de abandonar la juventud, una torre de poca altura para honrar a los recién caídos. Porque yo fui joven en Córdoba, y volvería a serlo, si pudiera –y lo intento–, entre las gruesas paredes del edificio del convento del Corpus Christi del siglo XVII, sede de la Fundación Antonio Gala para Jóvenes Creadores»

Por Ben Clark
La juventud, parafraseando a un ya parafraseado George Bernard Shaw, está desaprovechada en los jóvenes. Estemos o no de acuerdo con esta idea, resulta más fácil de digerir si nos la imaginamos en boca de un anciano…

Leer

La patria ineludible

Por Gioconda Belli
Cuando se ha vivido una vida como la que escogí, resulta sumamente difícil dejar la patria. Y no me refiero a la distancia; me refiero al terreno que ésta ocupa en el propio cuerpo, la manera en que vive tanto en nuestros sueños…
Leer

Carnavaladas

POR CARLOS FONSECA GRIGSBY

Vuelvo a la imagen insólita que me fue dada una mañana de noviembre al llegar al Carl Duisberg Centrum de Colonia, un día que sería mi último en ese instituto donde desde inicios de agosto había recibido clases intensivas de alemán…
Leer

La escalera del tiempo

Por Gioconda Belli
La literatura a menudo regala privilegios especiales a quienes la trabajamos. El 29 de abril llegué a Granada para ser parte, con los escritores, Sergio Ramírez, Luis García Montero y Daniel Rodríguez Moya, de una charla sobre Literatura y Compromiso…
Leer

Solo descubrimos el mundo que buscamos

«Estoy segura. Este primer acceso a los libros, percibirlos, ellos de cuerpo entero y yo de cuerpo entero, me hizo lectora para siempre, aunque no supiera leer. Había prendido el fuego. Un deseo de habitar lo que se me escapaba. Habitar es comprender. Y comprender es pertenecer un poco»

Por Katya Adaui
Hace poco caí en la cuenta de que, si bien en mi casa no hubo muchos libros, los oficios de mis padres tenían que ver con grafías: mi padre era profesor de inglés y mi madre, secretaria…