Leer

Otra vuelta de tuerca (el periodismo de Leila Guerriero)

POR JACOBO IGLESIAS

Algo tienen los argentinos con las formas breves. Cortázar se apoderó del cuento y lo hizo suyo para siempre —su corpus es difícilmente superable—; Borges lo hizo con el ensayo y, a su manera, también con el cuento; y ahora lo ha hecho Leila Guerriero con la crónica y el perfil…
Leer

Leila ha dado sala

POR CAMILA FABBRI

Hubo un tiempo que fue terrible y hermoso. Las calles de Buenos Aires estaban desiertas y en mi casilla de correo electrónico tenía, cada tres días, una carta de Leila Guerriero. Hacía pocos meses había empezado a asistir a su taller de crónica periodística y hacía pocos días se había desatado la hecatombe del encierro preventivo…
Leer

Tomás González, la despojada belleza de lo verdadero

POR MARGARITA LEOZ

Entre los autores colombianos actuales no cuesta reconocer los nombres de William Ospina, Laura Restrepo, Juan Gabriel Vásquez, Héctor Abad Faciolince o Pilar Quintana. Sus libros han atravesado fronteras, se han traducido, han sido objeto de reseñas y estudios académicos…
Leer

Historia Natural

POR MARÍA NEGRONI

Historia Natural es un libro en proceso de escritura de María Negroni que está organizado en vitrinas, como un museo de ciencias naturales…
Leer

Montevideo

POR ENRIQUE VILA-MATAS

Llegamos a un acuerdo por el cual íbamos a dar Sirés y yo una vuelta por la ciudad y en cuanto estuviera libre mi habitación –tenían que dejarla en dos o tres horas– me avisarían por whatsapp. No eran muy fiables, pero no había otra opción que confiar en ellos. Dimos un largo paseo por la avenida 18 de Julio y yo me disculpé ampliamente…
Leer

Almudena Grandes y los héroes

POR AROA MORENO

Eran los años noventa cuando una mujer desconocida irrumpía en la literatura ganando el XI premio La sonrisa vertical de narrativa erótica que otorgaba la editorial Tusquets…
Leer

Raúl Zurita: una poética de la orfandad

POR FRANCISCA NOGUEROL

Si existe un sentimiento que recorra de principio a fin la escritura de Raúl Zurita, este es el de la orfandad. La imposibilidad (y el deseo) de aferrarse a una figura protectora –se llame «padre», «país», «pareja» o «Dios»– resulta clave para entender una creación marcada por el desamparo…