En síntesis, los temas centrales abordados en el discurso museológico de Inhotim sistematizan el valor de sus colecciones en términos de tutela y protección humana y natural a través de la reducción de la pobreza, con un programa estable para mejorar la educación y crear empleo; del desarrollo de los recursos que contribuyen a la conservación y réplica de un gran número de especies, algunas de ellas en riesgo de extinción; de la educación en el respeto al medioambiente, con programas de regularización ambiental, energías renovables y gestión de residuos sólidos; del aumento de los recursos de la investigación y cooperación con otras instituciones científicas, formadas tanto por universidades públicas y privadas como por empresas y órganos institucionales y ministeriales.

Las reflexiones acerca de la sostenibilidad en el discurso museológico de Inhotim plantean la necesidad de inscribir los museos dentro de dinámicas educativas y ecológicas y ayudan a comprender la problemática ambiental en toda su dimensión, haciendo énfasis en la necesidad de considerar el ambiente como un elemento de política pública.

 

LA VIDA DEL MUSEO COMO ORGANISMO BIOLÓGICO

La lógica según la cual la cultura ha organizado el concepto de «naturaleza» depende de su oposición a ella. Esta oposición incluye la superación de la naturaleza en la medida en que ésta, en su abuso de autonomía, se ha percibido como un desafío. Para hacerle frente, la naturaleza se ha representado inocentemente domesticada, bajo la bucólica intervención del hombre, en el orden compuesto de lo paisajístico y del jardín, o asumiendo la indomable y amenazadora imagen de los fenómenos naturales, inundaciones, tormentas, terremotos, que —a la vista de una tal frágil existencia— ha delineado aún más una separación entre cultura y natura. Esta actitud de oposición entre alta cultura y naturaleza se hace patente en los museos modernos de historia natural, cuyas colecciones respetan los órdenes taxonómicos que enfatizan la diversidad de la vida y las comunidades ecológicas. La clasificación de diferentes especímenes pertenecientes a la misma especie facilita la comprensión de la diversidad mediante la comparación de rasgos individuales, pero no relaciona los seres vivos con su ambiente natural. Sin embargo, los límites de la exposición se compensan con actividades que facilitan el aprendizaje y la comprensión de conceptos científicos mediante el interés, la motivación, la investigación y la reflexión personal. Estas mismas aproximaciones personales han dado lugar a un enfoque meramente biológico de la relación entre el hombre y la naturaleza, aplicable —por extensión y reflejo— a una nueva praxis museográfica.

Los seres vivos son el producto de procesos evolutivos que se adaptan a sus entornos. Sus existencias son el resultado de un pasado acumulativo y, al mismo tiempo, arrojan conjeturas acerca de nuestro futuro. El medioambiente y los seres vivos, además, interactúan, son agentes dinámicos, factores que se influencian entre sí. Esta influencia constituye la base conceptual para entender el proceso de adaptación y evolución de la vida. La adaptación es un aspecto intrínseco de todos los procesos biológicos que estructuran el ecosistema y le dan forma. Los seres vivos no están firmemente asentados en el presente, van naciendo con el fluir del tiempo.

La Reserva Particular del Patrimonio Natural Inhotim está constituida por remanentes de la selva estacional semidecidual Montana, formada en diferentes etapas de sucesión ecológica. El jardín botánico y el complejo museístico que alberga la colección de arte contemporáneo son los productos de una cultura en coexistencia con un hábitat y con el modo en que éste tiende a adaptarse y evolucionar. Las obras de arte, las instalaciones y esculturas diseminadas por el paisaje, representan uno de los lenguajes posibles para interpretar la naturaleza que las hospeda. Sin embargo, la cultura no es la única con capacidad para interpretar el mundo. En el libro How Forests Think. Toward an Anthropology Beyond the Human (2013), el antropólogo Eduardo Kohn analiza la dinámica semiótica de la selva amazónica y nos recuerda que el bosque vive y piensa, que la vida es semiótica y que, por tanto, todos los seres vivos piensan y crean futuros: la selva es una vasta ecología de seres pensantes engendradora de futuro. Las premisas conceptuales de Kohn se mueven dentro de un debate muy reciente que fraterniza con el pensamiento holístico y que ve en la violación de los «derechos» de la naturaleza la violación de los propios derechos individuales de las personas.

El derecho jurídico de la naturaleza a su supervivencia se relaciona, pues, con una cosmología contemporánea que tiende a proporcionar las mismas garantías de vida a todos los seres vivos, que incluye el derecho al respeto integral de su existencia, así como el mantenimiento y la regeneración de sus ciclos de vida, estructuras, funciones y procesos evolutivos.

Desde una perspectiva ética, política y cosmopolítica, el discurso museológico de Inhotim se inscribe dentro de los debates internacionales relacionados con la tutela de la supervivencia de la cultura humana y natural. Inhotim muestra el proceso histórico-evolutivo que une un renovado saber enciclopédico de tipo renacentista con los más importantes avances de la museología contemporánea, comprometida con las necesidades de su público en un contexto, podría decirse, de «ecología afectiva». Es decir, su acervo paisajístico y la colección de arte establecen sistemáticamente un diálogo de tipo afectivo, suscitando, con todo, una relación evolutiva de tipo biológica. En Inhotim el paisaje no es sólo un tema más para la educación y la investigación, sino más bien el museo en sí, su propia existencia. Un museo vivo que comparte la historia milenaria de la naturaleza que lo acoge.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

BIBLIOGRAFÍA

· Bacon, Francis, The Advancement of Learning (1605), William Aldis Wright, M. A. (ed.), quinta edición. At The Clarendon Press, Oxford, MDCCC.

· Eisenstadt, Shmuel, «Multiple Modernities». Daedalus, núm. 129. Cambridge: MIT Press, 2000.

· Findlen, Paula. Possessing Nature: Museums, Collecting and Scientific Culture in Early Modern Italy. Berkeley/Los Ángeles: University of California Press, 1996.

· Friedman, Susan Stanford, Planetary Modernisms. Provocations on Modernity Across Time. Nueva York: Columbia University Press, 2015.

· Quiccheberg, Samuel, The First Treatise on Museums. Samuel Quiccheberg’s Inscriptiones, 1565. Introducción de Mark A. Meadow. The Getty Research Institute Texts and Documents, Los Ángeles: Getty Publications, 2013.

Total
11
Shares